Yoga: La Espiral de la Vida

Primero, y, antes que nada, el cuerpo y la mente son manifestaciones de una energía que va de lo denso a lo sutil. La activación de nuestras potencialidades debe hacerse paso a paso a través de etapas cuidadosamente señalizadas, en una trayectoria segura que va de afuera hacia adentro, como lo representa la espiral del caracol.
Hace miles de años un sabio llamado Patanjali, nos dejo un mapa de carreteras espiralado que conduce al ser humano al pleno empoderamiento de su salud física y mental. Este mapa consta resumidamente de los siguientes avisos, señales y luces para viajar seguros hacia un estado de salud pleno:

  • 1. -   Aprender a vivir en grupo. Escucharse a sí mismo y a los otros.
  • 2. -   Mantener el cuerpo y la mente sanos y libres de toxinas. Desarrollar pensamientos positivos.
  • 3. -   Desarrollar una postura corporal anatómicamente correcta. Aprender a conocer y a cuidar el cuerpo.
  • 4. -   Aprender a tomar conciencia de la respiración. Regular la energía y tomar control emocional.
  • 5. -   Aprender a relajarse. Instalar el silencio y el descanso para revitalizar el cuerpo y la mente.
  • 6. -   Concentrar la energía mental cual rayo láser.
  • 7. -   Expandir la consciencia.
  • 8. -   Pulsar y resonar en la misma longitud de onda de la fuente de energía.
El viaje comienza con una armónica relación con el medio ambiente, a través de técnicas desintoxicantes que limpian y fortalecen el cuerpo y la mente. A partir de este punto podremos ejercitarnos para mantener la espalda erguida y relajada al mismo tiempo.
En el siguiente paso, se equilibran las energías a través de un buen control de la respiración, para luego pasar a soltarnos a merced de la relajación y recargar las baterías agotadas. Esta es la pausa fundamental antes de continuar el resto del recorrido, y así ganar la facultad de concentración requerida para la expansión de la consciencia y el embellecimiento de la mente, que resuena con la fuente primaria de energía y que se expresa en cualidades como el amor compasivo.
En síntesis, Yoga: la espiral de la vida, expuesta por Patanjali, y evocada por la imagen del caracol, nos señala un camino, para comprender que más allá de la meta, lo más importante es emprender el recorrido, paso a paso, y quien sabe, llegar hasta donde haya que llegar.
Información de clases y talleres: 099 2017 883
yogandoaquiyahora@gmail.com